Yo no quiero ser una mala madre

04.04.2017

¿Quién no conoce el famoso Club de las Malasmadres? Incluso si no eres madre lo has visto mil veces en todas las redes sociales y es realmente un Club con muchos seguidores. Pero, ¿qué es realmente lo que ofrece este Club?

Tras mi reciente vuelta a las redes sociales enseguida me encontré con el famoso club de las Malasmadres. Realmente con ese nombre, como dice mi amiga Mtt, ya te puedes imaginar lo que vas a encontrar, pero yo pensaba que iba por otro lado la verdad.

El caso es que cuando entré empecé a leer como comenzó la comunidad y como cada "Malamadre" explicaba cuándo se había sentido como tal. Era muy fácil que se te escapara alguna sonrisita de complicidad y te empezaras a sentir cómoda, ya que a muchas madres nos pasan esas cosas alguna vez.

Lo que no me gusta y de lo que no quiero formar parte es de la autocomplacencia y del "mal de muchos..." Para nuestro subconsciente infantil que todavía necesita la aprobación externa es mucho más fácil decir: ah bueno si no solo me pasa a mi es que es normal y si todas lo hacen no será tan malo, que pararte a pensar qué es lo que realmente estamos haciendo y cómo eso puede afectar a nuestros hijos. La autocrítica es siempre más dura, pero es lo necesario para avanzar y aprender, que es lo que buscamos en nuestra tribu y por lo que estamos aquí.

Mas tarde vi un artículo que hablaba sobre la igualdad en Alemania y se criticaba que: "Solo el 10% de las madres con niños menores de 3 años trabajaban la jornada completa". De verdad que tuve que releer la noticia y la entonación del post porque no lo pillaba. Para mí, era algo obviamente a alabar que las madres en Alemania tuvieran la opción de disfrutar de un año de baja por maternidad y reducir su jornada durante un largo periodo de tiempo, en comparación con lo que tenemos en España, pero allí lo que se decía es que qué era eso de que las mujeres se tuvieran que quedar en casa con los niños y calladitas, que esa era la causa de la brecha social y la desigualdad, etc.

En mi opinión la igualdad no es que tengamos que ser hombres ni comportarnos y hacer todo lo que ellos hacen. Hombres y mujeres no somos iguales. La maternidad es nuestra, nosotras nos embarazamos, nosotras parimos y nosotras tenemos pechos para amamantar a nuestras crías, los hombres no. Tratar a hombres y mujeres igual durante la maternidad no es igualdad.

La sociedad debe entender, si quiere evolucionar, que durante ese periodo la mujer debe ser protegida y ayudada para que pueda dar el cariño y la atención necesarios a los que seran los futuros hombres y mujeres de la misma y permitir, de esa manera, que puedan ser buenas y completas personas.

Siempre he pensado que las más machistas somos las propias mujeres y que somos nosotras mismas las que lo perpetuamos generación tras generación. Me encuentro con muchas mujeres supervaliosas que tienen un gran concepto de sí mismas pero que no tienen ese concepto del conjunto global de las mujeres. Creen que solo ellas son especiales y que las demás son débiles e incapaces. Cuando una mujer llega a un puesto alto, normalmente ocupado por hombres, no dice: Veis, soy mujer y soy capaz, lo que dices es: Veis que buena soy yo, que AUN siendo mujer he sido capaz de llegar aquí. Es decir, pensamos que las mujeres exitosas son excepciones, son exitosas porque se parecen o se comportan como los hombres.

Hasta que no cambiemos las mujeres la visión de nuestra verdadera naturaleza y empecemos a criar a nuestros hijos de forma consciente veo muy complicado que se disminuya la brecha salarial, conseguir la verdadera igualdad y que este patriarcado se acabe.

En definitiva, que no me veréis en ese club de las MM, yo quiero estar en el de las BuenasMadres (BM), o al menos en el "Club de las que intentan ser BuenasMadres" asi que me quedo en nuestra tribu M&C que creo que es el mejor camino.