El primer paso para llegar a ser la madre que tus hijos necesitan

11.10.2017

Sin ti no hay nada que hacer. Tu eres el motor que empuja tu familia y el timón que la guía. Tus hijos son niños y te necesitan serena, presente, amorosa y para eso te tienes que cuidar, darte tiempo, cariño, atención y amor.


Hay veces que te sientes como una histérica? Yo también, muchas.
Sientes que es imposible que llegue el día en que no salga un grito de tu boca? Llegara. Crees que tus hijos son "peores" que el resto y que es imposible cambiar su actitud? Olvídalo.

Todas hemos estado en el mismo punto de partida y te aseguro que eso puede y va a cambiar. Eso si, tienes que proponertelo a conciencia, de verdad, y recordar cada mañana nuestro objetivo para no desviarnos en mitad del camino.

Si conoces un poco mi historia, sabras que el trabajo interior profundo es lo que me ha permitido estar hoy donde estoy. 

Conocernos a nosotras mismas: nuestras debilidades, nuestras carencias emocionales, el personaje que venimos interpretando para sobrevivir... es el único camino y no hay atajos.

Escucha y sana a tu niña interior

Para ser conscientes necesitamos conocernos a nosotras mismas, conocer nuestro pasado, las necesidades que dejaron sin cubrir en nuestra infancia, el disfraz con el afrontamos la vida y los automáticos que todo esto nos dejo de herencia.

Poner en practica El Ciclo de Crecimiento es una manera eficaz de llegar a conocer todo esto que nos controla subconscientemente y hace salir a "ese monstruo" en los momentos menos apropiados.

Y si quieres ir un paso mas alla y quieres entender de verdad todo lo que te esta manejando y aprender como librarte de ello, te recomiendo encarecidamente la terapia con Laura Gutman.

Laura Gutman ha desarrollado la teoría de la Biografía Humana y ha publicado numerosos libros donde la desgrana detalladamente. Si no has leido todavia nada sobre ella te recomiendo empezar por su primera gran obra: "La maternidad y el encuentro con tu propia sombra".

En su pagina web ofrecen un servicio via Skype con terapeutas formados por ella misma que te ayudaran a conocer cuales son los hilos que manejan tu vida y podrás actuar para que tu verdadero yo salga a la luz. 

Personalmente fue la ventana que me ayudo a ver la luz. Te aseguro que si no llego a cruzarme con aquel libro aquel dia mi vida hoy seria muy diferente y mis hijas hubiesen seguido sufriendo a una madre desconectada y desquiciada.

Aquí puedes leer mi experiencia personal y como actué en consecuencia de lo que aprendí.

El cambio llega de la mano de la acción

Podemos estar toda la vida planeando, intentando, pensando que vamos a hacer algo pero si no damos el paso, si no actuamos, nunca sucera.

No tengas miedo de lo que dirán o pensaran los demás, da igual.

Estamos aquí porque lo importante somos nosotras y nuestros hijos. El resto: padres, hermanos, primos, tíos, amigos, jefes, sociedad en general no importan.

Ellos no les pueden dar a tus hijos lo que necesitan para ser personas que se quieran a si mismos y se valoren, ni podrán, por lo tanto, evitar que salgan a buscar amor desesperadamente en esta sociedad enferma. Pero tu si!

Te aseguro que tu esfuerzo se va a ver recompensado con creces cuando veas como tu estas mejor, la relación con tus hijos se transforma y tu vida empieza a cobrar sentido.

Este paso es el mas difícil de dar pero una vez que lo hagas lo demás va a ser mucho mas fácil y todo va a fluir.

Mientras andas tu camino de conocimiento personal, necesitas ademas cuidarte y tener tiempo para ti:

  • Haz lo que te apasiona, aunque sea durante un corto periodo de tiempo.

  • Medita o simplemente recuerda donde estas, cual es tu objetivo y da gracias por todo lo que tienes.

  • Cuida tu cuerpo con buena comida y algo de ejercicio.

  • Habla con amigas o alguien de fuera de tu circulo familiar que te escuche y no te critique. (Si no encuentras a nadie verdaderamente disponible no dudes en contarme a mi lo que te preocupa o lo que te apetece porque para eso estoy aquí)


Cuidado con la autocomplacencia

Es muy fácil dejarse llevar y pasar de disfrutar de un tiempo especial a solas y haciendo lo que nos apasiona a cometer el error de justificar nuestra ausencia por anteponer nuestras necesidades a las de nuestros hijos.

No caigas en ese error. Nuestro instinto esta tan acallado y estamos tan desconectadas de nuestra sabiduría innata maternal que si dejamos que ese lazo de union se debilite todavía mas sera muy fácil que se rompa.

En nuestra siguiente entrada trataremos mas este tema que constituye el segundo paso para avanzar en nuestro camino para llegar a ser madres conscientes.

Espero que os haya servido y que me sigáis acompañando en este sendero de aprendizaje.

Comparte!