Si quieres algo, sé radical

09.11.2017

Nos cuesta mucho salirnos del camino marcado, encontramos mucho más confort y comodidad si hacemos lo mismo que hace el de al lado y si tenemos que cambiar algo lo intentamos hacer sin cambiar nada.

Esta incongruencia que parece tan obvia es, en realidad, muy difícil de ver para nuestros cerebros aborregados y día tras día seguimos haciendo lo mismo y esperando resultados distintos.

Sin cambio, no hay cambio.

Cuando dejé de fumar tuve que ser radical. Otros que querían dejarlo sin realmente dejarlo, sucumbieron una y otra vez al fracaso.

Cuando quise adelgazar tuve que ser radical. No valía con el lunes me pongo a régimen, tuve que cambiar mi forma de alimentación y de vida completamente y entonces fue cuando mi cuerpo empezó a reaccionar.

Cuando quise dar a luz de forma natural tuve que ser radical. Tuve que buscar mucho y llevar la contraria a muchas otras madres y doctores para encontrar un sitio donde se me respetara y ayudara a tener a mi hija de la forma más natural y conveniente para las dos. Otras que no lo hicieron acabaron con cesáreas programadas.

Cuando quise amamantar a mi hija tuve que ser radical. Tuve que callar las voces que repetían: pero si acaba de comer, solo puedes darle cada 3 horas, eso no le alimenta, esta niña tiene hambre, ponle un rato el chupete para que te deje vivir, etc. etc. y tuve, por supuesto, que renunciar a biberones y chupetes porque están diseñados para separarte de tu bebé y hacer que solo dependas de ellos, asegurándose así que todas las semanas sigas comprando esa formula, la tetina que más se parece al pecho y el último modelo anatómico de chupete.

Para criar a mis hijas de forma consciente y respetuosa tengo que ser radical cada día.

Y, lo más asombroso de todo es que, para ser yo misma tengo que ser radical.

En esta vida si queremos conseguir algo tenemos que ser radicales porque si no, la corriente de "lo normal" nos arrastra.

La fuerza de la corriente es enorme. Muchas veces ni nos damos cuenta de que estamos en medio de la marea y creemos que tomamos nuestras propias decisiones cuando es la corriente la que nos arrastra sin dejarnos reaccionar.

Si nos hacemos conscientes, remamos hacia la orilla y seguimos nuestro propio camino, nos mirarán raro y nos criticarán .

Es muy gratificante ver que todos hacen lo mismo que nosotros porque así no tenemos que plantearnos si esta bien o mal. Cuando alguien se separa del camino está cuestionando, aunque no quiera, el comportamiento de todos, los que siguen haciendo lo mismo interpretan que estás en su contra y tu actitud lleva implícita una crítica a su comportamiento aunque tú sea lo ultimo que pretendas hacer.

Ellos intentarán convencerte de que vuelvas para calmar su malestar y si quieres seguir tu sueño, tu deseo o tu convicción tendrás que ser radical, dejar de escucharles e iniciar tu propio camino caiga quien caiga.

No tengas miedo. Cuando salimos de la gran marea nos damos cuenta de que, aunque poca, hay gente fuera de ella que crea pequeños arroyos con intereses comunes.

Nunca vas a estar solo en el camino, hay más "raritos" como tú en la vida y cuando das el paso y empiezas a mirar a otros lados es cuando empiezas a verlos.

Por eso te digo que:

Si quieres dar teta a tu hijo tienes que ser radical y tenerle en la teta todo lo que el te pida.

Si quieres ser una madre consciente tienes que ser radical y no escuchar la marea de familiares, amigos ....

Si quieres darle toda tu energía a tu bebe sé radical y no la malgastes en nadie más.

El esfuerzo merece la pena. Ser dueño de tu vida y regalar a tu hijo tu presencia y consciencia fuera de la marabunta es lo mas maravilloso que os podéis ofrecer como familia.

Seguir al rebaño es seguir anestesiado, es elegir "la comodidad" de no tener que pensar. Pero hay que ser consciente de que eso se paga renunciando a tu verdadero potencial, tu libertad y al futuro de tus hijos.

Para mi esta clara la elección:

Elijo ser yo misma, ser criticada, ser señalada como la rara, la mala hija, la equivocada.

Elijo ser radical porque es la única manera de conseguir lo que quiero.

Elijo ser y estar para mis hijos y mi misma en vez de para los demás.

Que opinas? Eres radical? Crees que es necesario o piensas que las cosas se pueden obtener desde una postura menos extrema? 

Gracias por compartir!