EL CICLO DE CRECIMIENTO

La maternidad lo cambia todo y si no es que algo ha fallado

Si estás en un momento tan único y crucial como es la maternidad es probable que estés sintiendo cosas que nunca antes habías sentido y seguramente no sea lo que esperabas.

Es normal, a todas nos pasa, lo malo no es lo que sentimos, si no si lo escuchamos o lo acallamos.

Si estas dispuesta a cambiar,

Si estas dispuesta a enfocar tu vida hacia tu hijo,

Si estas dispuesta a cuestionarlo todo y a todos

Si estas dispuesta a perder tus privilegios

Si estas dispuesta a perder muchos amigos

Si estas dispuesta incluso a perder el "amor" que pensabas que era incondicional...

Esto te va a ayudar a ser la madre que quieres llegar a ser


Mirar hacia adentro

Tras una mudanza con mi hija de un año a un pais musulman, extraño y sin amigos, todo se revolvio en nuestra vida y empecé a notar cosas que no me gustaban de mi misma como reacciones histericas y me preocupaba que mi hija creciera en un ambiente asi.

Empecé entonces a cuestionarme y a mirar a mi pasado, a mi infancia. Sabía que algo había allí que tenía que sacar si quería ser una mejor madre y persona.

Empecé a recordarme a mí misma de niña, mis sensaciones, mis emociones e intentaba traer sobre todo lo que menos me había gustado para poder evitar hacérselo a mi hija.


Darnos cuenta

Es entender que lo que nos pasa no tiene nada que ver con las personas que tenemos alrededor ni con las circunstancias de la vida. Lo que nos pasa, y sobre todo lo que hacemos con ello, depende únicamente de nosotras y en nuestra mano esta cambiar.

Durante nuestra infancia dependíamos de los adultos, pero ahora somos nosotras las adultas y como tales tenemos la capacidad y la responsabilidad de tomar nuestras propias decisiones y actuar de una manera u otra.


Compartir

En el ambiente donde me encontraba, en un país de habla extranjera y con una filosofía de vida totalmente diferente. No era fácil encontrar un entorno propicio para expresar todas las emociones y sentimientos que día a día experimentaba y decidi empezar a escribirlo.

Sientia y sigo sintiendo la necesidad de compartir las sensaciones que me genera el darme cuenta de cómo el guion que tenía aprendido desde niña se va desmoronando cachito a cachito. 

Y así fue como empezó este proyecto.



Buscar ayuda

Me di cuenta de que sola era imposible avanzar y busqué ayuda.

No había demasiada oferta disponible pero encontré un curso online de terapia regresiva para intentar sacar todo lo que estaba oculto en mi subconsciente. Fue enriquecedor y muy interesante pero no fui capaz de conectar con mi yo esencial o con la niña que no se atrevía a salir, no estaba preparada.

Fue con la llegada de mi segunda hija cuando el caos total emocional se instaló en nuestra vida y gracias a ella descubrí la ayuda que nos brinda desarrollar nuestra Biografía Humana con Laura Gutman. Puedes leer mi experiencia más detalladamente aquí


Aceptar

Cuando comencé la terapia no me costó ver con claridad lo que me pasaba y los hilos que realmente movían mi vida. Lo más complicado fue aceptar que las cosas como son y que no van a cambiar porque cerremos los ojos.

Es duro y doloroso ver que los que nos tenían que haber amado incondicionalmente lo primero que hicieron fue ponernos condiciones para aceptarnos y nunca nos tuvieron en cuenta.

Es duro ver que aunque tengas casi 40 años y vivas a más de 12,000 km, sigues siendo una niña temerosa que sigue buscando la aprobación de su madre.

Tenemos que darnos cuenta de que somos adultos y que no necesitamos seguir mendigando amor. Ahora podemos amarnos a nosotros mismos, a nuestros hijos y a los demás si realmente somos capaces de ser libres.


Atrevernos a cambiar

Enfrentarte a lo que se espera de ti, empezar a decir NO, dejar de mirar a tu alrededor para empezar a mirarte a ti misma, dejar de anteponer los deseos y mandatos de tu familia nuclear frente a tus intereses personales y de tus hijos es muy difícil y cuando lo hagas perderás muchas ventajas y comodidades que te daba el seguir el juego de tu personaje.

Pero es imprescindible hacerlo para crecer, para llegar a ser libres y finalmente disponer de toda tu energía para tus hijos que son los que te necesitan segura y firme en todo momento y frente a quien sea.

Personalmente me encuentro en este momento y quiero compartir contigo más profundamente como he empezado a cambiar de verdad y te aseguro que estoy dispuesta a seguir adelante siempre, por mí, por mis hijas y por nuestra familia.

Te ha servido? Tienes comentarios?

Tus palabras, tus experiencias y tus comentarios nos hacen grandes, nos ayuda a seguir creciendo compartiendo nuestras experiencias y vivencias.

Juntas somos mas fuertes y poderosas.

Por favor no dejes de comentar

Y ahora, quieres conseguir que todo fluya?

Quieres conseguir que la experiencia de criar a tus hijos sea como siempre habías soñado?

Quieres dejar de gritar? 

Quieres que tus hijos te escuchen y colaboren? 

Quieres dejar de luchar e ir contracorriente todo el día? 

Verdad que si? 

Aqui tienes lo que estas buscando